Return to site

¿Qué son los Laboratorios de Innovación Pública?

Exploremos algunas de las características comunes de los laboratorios que nos permitirán entender mejor su composición y potencial.

En los últimos años, y en algunos casos impulsados de la mano de las políticas de gobierno abierto, en distintos países han surgido nuevas instituciones dentro de las administraciones gubernamentales: los laboratorios de innovación pública.

Laboratorios de Innovación Pública como espacios para experimentar y co-crear

Los laboratorios son espacios para experimentar con nuevas formas de generar valor público, modernizar la relación con la ciudadanía, aportar nuevos canales de participación y colaboración. A la vez, funcionan como un sistema de apoyo transversal para la gestión de la innovación en otras áreas del Gobierno.

Sus estructuras y alcances están aún en desarrollo como analizan, entre otros, Ramírez Aluja, Bonina. Sin embargo, podemos identificar en los casos existentes una combinación de liderazgo político, recursos y alianzas claves que permitieron su surgimiento en diferentes ciudades y países.

Exploremos entonces, siguiendo el análisis de Acevedo y Dassen, algunas de las características comunes de los laboratorios que nos permitirán entender mejor su composición y potencial:

 

1- No le temen al fracaso

En el sector público, tomar riesgos es difícil y potencialmente costoso; los organismos tradicionales no están per se preparados para experimentar o cambiar sus procesos y un fracaso puede afectar negativamente sus políticas, presupuestos y capital político.

 

Los laboratorios de innovación, al ser unidades pequeñas y dinámicas, con relativa independencia, internalizan ese riesgo al fracaso, reduciendo la escala de las políticas a prototipos o experimentos pilotos. De esta forma, pueden evaluar su impacto antes de escalar al resto de la administración o de los usuarios de un servicio.

 

Una provocación, como se denomina en el Laboratorio para la Ciudad de México, no es una simple pregunta o hipótesis: también contiene la semilla de una acción. Definir una provocación es sólo el punto de partida para generar herramientas de cambio para repensar y reinventar la ciudad.

  2 - Trabajan con perspectiva del usuario

Los laboratorios trabajan bajo diferentes metodologías, enfoques y modelos de organización para acompañar a otras áreas de la administración pública en la innovación de servicios públicos. Sin embargo, no importa el método o la herramienta utilizada -sea el análisis de datos y tecnología digital, el prototipado rápido o el pensamiento de diseño- todas las iniciativas se orientan a entender las necesidades de las personas que se beneficiarán de dicho servicio.

En el caso del Laboratorio de Gobierno de Chile, por ejemplo, utilizan una metodología inspirada en el pensamiento de diseño (o design thinking en inglés) para entender los diferentes dolores que aquejan a los ciudadanos y crear en soluciones que sean efectivas para ellos.

  3 - Forman equipos multidisciplinarios

Participan de estos laboratorios de innovación, profesionales con experiencia dentro y fuera del sector público y de múltiples áreas: son frecuentes politólogos, economistas, cientistas de datos, antropólogos, diseñadores, geógrafos, entre otras disciplinas.

Esta combinación multidisciplinaria les permite a los equipos de innovación pública (i-Teams) ampliar el modo de entender las problemáticas y sus roles frente a los mismos. Trabajando en un espacio de concertación y colaboración como plantean en el Laboratorio de Innovación Social en Gobierno Digital de Uruguay.

Dentro de los equipos multidisciplinarios podemos identificar cuatro roles: a) Desarrolladores y Creadores de soluciones para resolver desafíos y problemas públicos específicos; b) Facilitadores de espacios de involucramiento ciudadano; c) Educadores que transforman las capacidades y habilidades del Gobierno; y d) Arquitectos que logran cambios más amplios, más allá de las intervenciones específicas.

  4 - Abren espacios de colaboración y co-creación

Al tener una visión holística de los problemas, los laboratorios de innovación involucran a diferentes actores en el diseño y formulación de políticas públicas acercando de esta forma a las diferentes áreas gubernamentales.

Algunos laboratorios se orientan a fomentar ecosistemas que catalizan la inteligencia colectiva; otros generan nodos y rutinas al interior de los servicios públicos; y también encontramos algunos que plantean la ciudad como una “plataforma” para desarrollar y promover nuevas experiencias.

Hackatones, concursos de innovación y diferentes modalidades de encuentro son las que se destacan en el Laboratorio de la Ciudad de Buenos Aires donde los funcionarios pueden abrir sus desafíos y encontrar soluciones en conjunto con los ciudadanos.

En suma, estas características de los laboratorios de innovación pública proponen nuevas estructuras y prácticas a través de las cuales se aceleran y promueven cambios dentro del gobierno, abriendo las políticas a nuevas colaboraciones por parte de diferentes actores con el objetivo de generar valor público.

Blogpost publicado originalmente en el Blog Abierto al Público del BID el18 de Abril 2017.

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly